El Abstraccionismo Geométrico desde otro punto de vista
Layla Otayek

La Arquitectura, desde el punto de vista más simple, puede ser entendida como el arte social que proporciona albergue al hombre. Sin embargo, las capacidades de un arquitecto no se limitan a crear ámbitos afines a un mejor desarrollo de vida. El manejo de proporciones, colores y formas permiten alterar la percepción de espacios que no sólo son funcionales, sino que también pueden llegar a ejercer una gran influencia sobre el individuo que vive dicho espacio.

La búsqueda de esas sensaciones puede llegar a determinar, en muchos casos, el éxito o el fracaso de un proyecto arquitectónico. Es por ello que a la hora de buscar referencias de trabajos realizados con los sentidos, el Abstraccionismo Geométrico ejemplifica en múltiples aspectos el arte de jugar con las percepciones.

El Abstraccionismo Geométrico es una de las tendencias en la que se observa claramente ese juego mágico con el ojo humano: mediante el uso de diferentes técnicas se crea una gran espacialidad dentro de un dibujo completamente plano. En otros casos no sólo se logra esa percepción tridimensional, sino que también se pone de manifiesto el movimiento del receptor como elemento protagonista.

Cualquiera que no conozca esta corriente artística podría llegar a pensar que se trata de obras muy complejas, sin embargo, es aquí donde entra, a mi parecer, lo más atractivo de esta tendencia, y es que se usan elementos muy básicos como, por ejemplo, el contraste del blanco con el negro, el trabajo sobre fondos de colores oscuros y el traspasar los límites del marco de la obra. Al igual que en otras corrientes artísticas, en el Abstraccionismo Geométrico también se observan obras tridimensionales, como las de Jesús Soto, donde el color y el movimiento trabajan de manera simultánea para producir maravillosos resultados.

Un punto de luz en el techo puede resultar un punto de fuga de gran fuerza, una pared inclinada puede deformar la perspectiva de un espacio, un pasillo angosto y largo puede resultar asfixiante, así vemos que detalles como éstos pueden ser usados efectivamente en la arquitectura. A partir de esta sencilla, pero a la vez muy interesante muestra, se puede comprender claramente que mediante pocos elementos se pueden crear obras de gran calidad, no sólo en la pintura y en la escultura, sino también en la arquitectura, comprobando, al mismo tiempo que el Abstraccionismo Geométrico puede ser llevado más allá de las percepciones visuales, llegando a influir incluso sobre los sentimientos del individuo.













Directorio <    
Colaboradores <    

Contáctenos <    


  Universidad Simón Bolívar. Decanato de Estudios Generales