Asterix y la historia de Roma
Violeta Rojo*

Muchas veces consideramos a la Historia como algo que está en los libros y que poco tiene que ver con nosotros. Esta actitud es un gran error por lo general, pero en particular en el caso de la civilización romana. La importancia de Roma en nuestra vida es tan grande que sin su República y su Imperio nuestra vida sería distinta. A ellos les debemos, por no dar más que unos pocos ejemplos el idioma que hablamos, nuestra estructura familiar y forma de gobierno, los impuestos que sufrimos, muchas de las trampas que hacen nuestros gobernantes, las leyes e incluso la costumbre de usar anillos de matrimonio. Al estudiar la Historia de Roma, llena de trampas, sangre, traiciones, excesos pero también de organización institucional, podemos descubrir fácilmente cuales son nuestros orígenes y de donde vienen muchas de nuestras costumbres.

Los comics de Asterix, por otra parte, además de ser humorísticos, son un buen recuento de lo que fue aquella civilización. Es por eso que en este curso, además de leer mucho, también nos divertimos gracias a las aventuras de Asterix y Obelix.

En el trimestre Abril-julio 2002, tuve la suerte de contar con un excelente grupo de estudiantes, que hicieron interesantes investigaciones. Javier Marrero habló del ejército romano, Robert Silva de las estrategias militares y cómo éstas son las mismas que utiliza el ejército venezolano. Francisco Urea explicó la organización política de los romanos, mientras que Claudio Olivera se refirió a la económica. Susan Benzaquén analizó cómo algunas culturas habían resistido, o no, al Imperio; Freddy Alcázar describió a los bretones y Samuel Ruiz a los celtas. Pedro Villarroel estudió las clases sociales en Roma, Fernando Alvarez los gladiadores, Marcelo Antonini el Derecho Romano, Ma. Cristina Cava la arquitectura, Willy Goncalves la religión y Carolina Mirabella la esclavitud. Vanessa Molina se dedicó a la familia romana, Anakarina Morillo al deporte, Anna Beatriz Porras al trato a las mujeres y Cristian Rodríguez a describir a los augures y adivinos que tan importantes fueron para los romanos. Alexandra Sttodart habló de la gastronomía romana y nos dio varias recetas de cocina, Adriana Piemonti se refirió a la medicina romana y cómo curaban, o no, a los enfermos. Alejandro Angulo habló de los piratas y Erick Ferrer de los impuestos.
Al final de trimestre habíamos hecho un repaso a la Historia de Roma, leímos cantidad de comics, también a Julio César y a Shakespeare y aprendimos muchísimos detalles gracias a las exposiciones de los alumnos. Y muchas veces pensamos que Obelix tenía razón: ¡Están locos estos romanos!

* Lic. en Letras. Mag. en Literatura Latinoamericana. Doctorado en Letras. Prof. del Dpto. de Lengua y Literatura.


Universalia nº 17 Sep-Dic 2002













Directorio <    
Colaboradores <    

Contáctenos <    
    


  Universidad Simón Bolívar. Dirección de Servicios Multimedia